Volvió la actividad deportiva al aire libre y se emitió el protocolo para mantener los cuidados

El intendente Lunghi formalizó ayer el aval para practicar disciplinas individuales o de dos participantes al aire libre. Desde el Sistema de Salud establecieron las recomendaciones sanitarias para minimizar el riesgo de contagio.

Luego de dar a conocer que se habilitaban nuevamente las prácticas deportivas individuales o en competencia de dos al aire libre -encuadradas en la nueva etapa de distancimiento social-, el intendente Miguel Lunghi firmó ayer la normativa que oficializó el permiso para desarrollarlas de acuerdo a los protocolos sanitarios emanados desde el Sistema Integrado de Salud Pública.

A través del decreto 1331/2020, el jefe comunal autorizó la realización de estas disciplinas de lunes a sábado de 8 a 20 y le dio facultades a la Dirección de Deportes para que se constituya como organismo de aplicación, efectuando los monitoreos y acompañamientos pertinentes.

La normativa alcanza la práctica de golf, footgolf, entrenamiento de arqueros, ciclismo, tenis, bádminton, pesca recreativa, canotaje, kitesurf, arquería, aeromodelismo, parapente, aladelta, motociclismo, equitación, daoyin tai chi kung, running y caminatas.  Los deportes colectivos, los de contacto y las prácticas en espacios cerrados, aún deberán esperar para que se vehiculicen los permisos y protocolos que respalden su vuelta. En tanto que la apertura de gimnasios y natatorios se efectivizaría en los próximos días, tras las reuniones previstas entre el gobierno local y los interesados.

Controles y protocolo general 

Más allá de las pautas de bioseguridad propias de cada actividad, se emitieron recomendaciones generales para la práctica de cada una en condiciones seguras. En principio, se establecieron restricciones para las personas con síntomas compatibles con el Covid-19 (fiebre, tos, dificultad respiratoria, pérdida del gusto u olfato, etc); personas que hayan estado en contacto estrecho con alguien enfermo de coronavirus dentro de los últimos 14 días; y quienes deban cumplir el aislamiento domiciliario controlado. En este sentido, se puso a disposición una  declaración jurada para apelar a la responsabilidad de cada ciudadano en el cumplimiento de estas medidas.

Por otra parte, con fines epidemiológicos, se deberá tomar lista de asistencia en los clubes, especificando horarios de entrada y salida, y todas las medidas deberán extremarse con respecto a personas que se encuentren dentro del grupo de riesgo: mayores de 60 años, embarazadas y pacientes con patologías crónicas. En cuanto la distancia social necesaria, la realización de las actividades exigirá una separación de dos metros entre los participantes. En el caso de carrera al aire libre y pesca el distanciamiento debe ser de 10 metros, y para el ciclismo se exigen 20 metros.

Además, será obligatorio el control de temperatura a los practicantes antes de ingresar al establecimiento con un termómetro digital, el cual será desinfectado con alcohol al 70 por ciento entre usos, y se recomienda el uso de tapabocas o “cuellos de deportistas”.

Si bien no es reglamentario, también se encargó que los recintos donde se realice la actividad provean al deportista de alcohol en gel o agua y jabón para realizar higiene de manos frecuente, principalmente al ingresar al lugar y al retirarse. Igualmente se sumó la sugerencia de que cada lugar coloque de manera visible cartelería sobre normas de bioseguridad para la prevención del coronavirus, que refuercen las pautas de cuidado conocidas por todos.

Limpieza y sistema de turnos 

Dentro de los lineamientos generales dispuestos por las autoridades locales, se puso énfasis en la limpieza y desinfección de las instalaciones, que se llevarán a cabo antes de la apertura y después del cierre, con ventilación incluida, en especial en las superficies de alto contacto con las manos.

Para evitar aglomeraciones y con el fin de reducir el flujo de personas, se propuso un sistema de cita previa con turnos, que deberán respetarse para  impedir los encuentros masivos y posibilitar las tareas de limpieza y desinfección en los intervalos. Asimismo, también se recomienda evitar la presencia de público en los lugares.

Tratando de reducir los espacios de circulación de personas, las cantinas permanecerán cerradas y cada deportista/practicante será responsable de llevar su botella con agua o líquido hidratante. También deben permanecer clausurados los vestuarios y duchas, lo que anula la posibilidad de cambiarse en el predio, y cada practicante se llevará su propio material deportivo ( ej. paletas, raquetas, palos de golf). En caso de que el deportista lleve mochilas/bolsos, estos se colocarán en percheros o sillas con 2 metros de separación. Al finalizar cada entrenamiento, estos objetos deben ser desinfectados adecuadamente.

 

Fuente: El Eco de Tandil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

P